La auditoría de cuentas es una profesión en alza que cada año requiere de nuevos profesionales. Te dejamos las claves por si quieres que el de auditor sea tu próximo trabajo

Convertirse en auditor fiscal o tributario es una gran oportunidad en la sociedad actual. La auditoría de cuentas es una profesión en alza a la que cada vez más personas intentan sumarse en la búsqueda de un futuro profesional. Pero, como en cualquier profesión, solo aquellos que han invertido su tiempo en la mejor formación pueden llegar a convertirse en verdaderos auditores fiscales o tributarios.

El mundo se torna cada vez más competitivo y hacerse un hueco en cualquier profesión es una tarea titánica, aunque con el conocimiento preciso y las ganas de labrarse un futuro, lograr un puesto de trabajo es algo muy factible. Por eso, si entre estas cinco razones está alguna de las que te han llevado a plantearte querer ser auditor de cuentas, toma nota y podrás comenzar a labrar tu futuro profesional más exitoso. Pero antes, y para quien aún no lo sepa, ¿qué es una auditoría fiscal? Te lo contamos:

¿Qué es una auditoría de cuentas?

Una auditoría fiscal es una técnica mediante la que se verifican y analizan hechos vinculados a los actos de carácter tributario. Se trata de una especialidad del conocimiento tributario, en la que se dan cita las ramas del saber fiscal, las técnicas de análisis y valoración de las auditorías contables, así como las de gestión moderna de riesgos.

De este modo, se trata de un método que se emplea para inspeccionar tanto a empresas como a particulares, es decir, a todos aquellos sujetos que son contribuyentes y tienen obligaciones tributarias de cara a la Administración Pública o al Estado.  Por eso, la auditoría fiscal se hace necesaria en numerosas ocasiones durante la vida de cualquier empresa, como, por ejemplo, en reestructuraciones, por razones de financiación, por peticiones de socios, etc. 

Las claves para convertirse en auditor

Pero vayamos a lo importante. Si has llegado hasta aquí es porque, efectivamente, quieres convertirte en auditor de cuentas y hacerlo con la mejor formación.  Para ello te dejamos cinco razones que te llevarán a aumentar tus ganas de convertirte en auditor fiscal y tributario. 

  1. Es una profesión con cada vez más demanda: Actualmente no son muchos los profesionales capaces de realizar una auditoría fiscal y tributaria al completo, pero, en cambio, las solicitudes de estos perfiles por parte de empresas y asesorías va en aumento.
  2. Es una profesión con reconocimiento y prestigio, en la que la figura del auditor, el encargado de verificar que los libros contables de una compañía representan la imagen fiel de la misma, es una persona respetada por su formación, conocimientos e integridad, una de las características que ha de ser común en todos los auditores.
  3. Una buena remuneración. Los auditores de cuentas, dada su escasez y los conocimientos e integridad que se le exigen, y dada la complejidad de realizar una auditoría de cuentas en una empresa, es una profesión en la que las remuneraciones van acorde al puesto que se desempeña. 
  4. Crece el campo de actuación. Tradicionalmente, las auditorías  de cuentas se realizaban por parte de grandes empresas que necesitaba poner un orden en sus cuentas tributarias y fiscales. Ahora esto ha cambiado por completo y ya no son solo grandes empresas las que requieren de los servicios de un auditor.
  5. Al son de la tecnología. Al contrario que ocurre con muchas profesiones que pierden su potencia y capacidad con el auge de las nuevas tecnologías y del desarrollo informático, la de auditor de cuentas es una profesión que va al son de la tecnología y en la que siempre, siempre será una persona (auditor) quien sea capaz de realizar una valoración.

Ahora que ya conoces las razones por las que convertirte en un experto auditor de cuentas, no lo pienses más y comienza a labrarte tu futuro.

Powered by